Un nuevo uso para una caja de fruta

Las cajas de fruta son objetos preciados en decoración. ¡¡Sirven para todo!! Ya hemos visto en multitud de ocasiones todas las cosas que se pueden hacer para decorar con cajas de madera. Hemos creado una estantería con cajas, un carrito para la barbacoa, regalos súper originales… hoy te proponemos decorarlas para darles un aspecto diferente y que puedan encajar en la decoración de cualquier estancia.

Con este paso a paso, conocerás como aplicar la pintura a la tiza Chalk Paint de Bruguer. Muy fácil de aplicar, permite conseguir un acabado mate vintage en múltiples superficies como madera, metal, arcilla o vidrio. Además, esta pintura se puede utilizar en juguetes y podrás realizar tus proyectos acompañado de los más peques de la casa ya que tiene el certificado EN71-3.

Imagen Un nuevo uso para una caja de f

Podrás dar un estilo único y personal a los objetos pudiendo elegir entre una amplia variedad de tonos compuesta por 12 colores, que van desde tonos pastel y empolvados, como el blanco nórdico o roto, el piedra suave, el gris niebla o el mint, hasta tonos más vivos e intensos, como el gris humo, el mostaza, el verde turquesa, el aguamarina, el azul mediterráneo, el rosa vintage o el casi negro que permiten darle un toque de alegría y color al hogar.  ¡Te encantará el acabado a la tiza que dará a tus proyectos ese toque vintage que tanto te gusta!

Material necesario:

  • Una caja de madera
  • 2 colores de Chalk Paint de Bruguer
  • Una cubeta
  • 1 rodillo pequeño y/o brochas
  • Cinta de carrocero
  • Bastoncillos

Limpia la superficie de la caja de fruta para eliminar cualquier resto de polvo o suciedad. Escoge dos colores de la gama de pintura Chalk Paint de Bruguer: puedes utilizar el más claro como color de fondo y el otro para crear motivos o formas. En este caso, hemos escogido el color Blanco Nórdico, con el cual aplicaremos dos capas de pintura. Usa un rodillo en las partes planas y ayúdate con una brocha para pintar las esquinas, deja secar la superficie antes del siguiente paso.

Imagen Un nuevo uso para una caja de f

Una vez se haya secado la pintura, con la cinta de carrocero taparemos las partes que queremos mantener del color de base. En este caso, haremos una cenefa de puntos en la parte central de la caja, pero también puedes hacer volar tu imaginación y crear múltiples dibujos geométricos.

Imagen Un nuevo uso para una caja de f

Con el segundo color escogido, en este caso el Mostaza, repintaremos la caja. Recuerda que antes de que se seque la pintura deberemos retirar con cuidado la cinta de carrocero

Imagen Un nuevo uso para una caja de f

Ahora le daremos un toque personal a la caja. Cogemos un bastoncillo y lo empapamos con la pintura que hemos utilizado para repintar la caja. Con él, damos pequeños y suaves toques para crear círculos en las áreas que hemos dejado en blanco.

Imagen Un nuevo uso para una caja de f

Dejamos secar la pintura y ¡ya tenemos lista nuestra caja de madera decorada! Ahora la puedes utilizar para almacenar cosas, convertirla en una original maceta, colgarla en la pared como estantería… ¡da rienda suelta a tu imaginación!

Imagen Un nuevo uso para una caja de f

Proyecto: Bruger

Más artículos de: Bricolaje

Categorías: Hazlo tu mismo, Complementos

Publicado el: 30-07-2018

Publicidad

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

COMENTARIOS

comments powered by Disqus