Una habitación coordinada

Una de las formas más sencillas de decorar la primera habitación de un niño es escoger un dibujo, un color o una colección de tejidos estampados coordinados, y llevar a cabo todos el estilismo con esos patrones.

Imagen Una habitación coordin

En este dormitorio se han escogidos unos colores; azul y verde, unos estampados coordinados entre si; rayas y estrellitas, y un motivo principal; un osito de peluche.

Imagen Una habitación coordin

A partir de esos dibujos se han decorado todos los elementos de la habitación, empezando por las paredes, que incorporan también una greca muy ancha, colocada en la parte media/alta de la habitación.

Imagen Una habitación coordin

La lámpara de techo también está vestida con los mismos dibujos y estampados, y con el osito protagonista estampado justo en el centro.

Imagen Una habitación coordinad

Utilizando esos mismos tejidos se ha confeccionado la ropa de cama, tanto para el cuco, que será lo el bebé utilice al nacer, como la de la cuna, que empezará a usar antes de que nos demos cuenta.

Imagen Una habitación coordin

De esta manera, la habitación mostrará una decoración global, perfectamente coordinada entre si, y sin quebraderos de cabeza más allá de la elección del motivo principal. A partir de ahí vendrá todo rodado.

Imagen Una habitación coordin

Fotografías: Izziwotnot

Más artículos de: Soluciones

Categorías: Infantil-Juvenil, Dormitorios

Publicado el: 28-02-2012

Publicidad

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

COMENTARIOS

comments powered by Disqus