Vitamina D

Los que vivís en zonas en las que el sol brilla cada día, las temperaturas son altas con frecuencia y la lluvia solo aparece de forma ocasional algunos días del invierno, es  posible que a estas alturas estéis ya quizá cansados del verano sin que todavía haya llegado, pero para quienes viven en zonas grises, con la lluvia como compañera del día a día, la llegada de la primavera y el verano es esperada con los brazos abiertos.

Imagen Vitami

Este año la primavera se adelantó un día, llegó el 20 de marzo en lugar del 21, pero eso solo fue lo que marcó el calendario, porque la realidad es que hasta hace una semana en muchas zonas del país todavía vivíamos en pleno invierno, y continuábamos cargando con el plumífero.

Imagen Vitami

Afortunadamente hace una semana salió el sol y la primavera llegó de repente también para quienes viven en el norte del país y sufren déficit de vitamina D.

Imagen Vitami

La falta de vitamina D es algo que sufren de manera habitual las personas que viven en zonas frías y sombrías, que no pueden disfrutar del sol cada día porque éste no acostumbra a salir con frecuencia, por eso llegado este momento sueñan con días luminosos y soleados que les ayuden a compensar ese grado y vitaminarse.

Imagen Vitami

Aunque la realidad es que hay que reconocer que la falta de vitamina D viene a sentirse más en el ánimo y la actitud que en el organismo propiamente dicho, ya que cuando vivimos durante días y días sin ver el sol, nuestro estado de ánimo acaba acusando recibo, y empezamos a sentirnos tristes y melancólicos.

Imagen Vitami

La vitamina D se cuela en nuestro cuerpo a través de los rayos de sol y luz natural, sin embargo, nuestras costumbres y las modas del verano no ayudan mucho a facilitar que esta vitamina entre en nuestro organismo, ya que cuando empieza el buen tiempo salimos a la calle provistos de gafas de sol, gorros, parasoles y cremas solares con protección contra los rayos de sol (absolutamente necesarias, por otra parte)

Imagen Vitami

Esto dificulta en gran medida la absorción de esta vitamina, aunque también es cierto que nos hace mucho más placenteros estos paseos al sol.

Imagen Vitami

Ahora que la primavera ha llegado, es momento de vitaminarse, y la mejor de hacerlo es salir a la calle, disfrutar del sol hoy si  es posible en buena compañía y con un plan entretenido que nos haga disfrutar aún más si cabe de los espacios exteriores.

Imagen Vitami

Aprovechad el fin de semana para disfrutar y sobre todo hacer caso a esa frase que los que superamos la treintena escuchamos muchas veces cuando éramos pequeños; Es hora de hidratarse, vitaminarse y súper mineralizarse!!

Más artículos de: Especial Verano

Publicado el: 19-04-2013 | Autor: Olaia Pellón

Publicidad

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

COMENTARIOS

comments powered by Disqus