Vivienda en Jaca. Antes y después

La vivienda necesitaba dar un giro de 360 grados, aportar más luz, ampliar los espacios y sobre todo dar un poco más de color a todas las estancias. Al ser una vivienda de montaña y estar pensada como segunda residencia, el  estudio de Eduardo Cruces se decantó por un estilo ecléctico, es decir, por una mezcla de ambientes que van desde lo más moderno hasta lo más clásico, buscando conseguir de esta manera, ambientes cálidos y confortables, espaciosos y acogedores, con piezas seleccionadas e intentando que todo el conjunto tenga un equilibrio, sin sobrecargar los ambientes.

Imagen Sa

Se trabajó desde el hall de entrada, con mobiliario oriental y espejos viselados tipo clásico, prescindiendo de las puertas de paso al salón para ganar en amplitud. 

Imagen Recib

El salón es completamente diáfano, se completa con piezas de todos los estilos, desde sillería de Andreu, butacas de La Maison o muebles de corte clásico diseñados por el propio estudio, hasta taburetes en policarbonato de Kartell e iluminación contemporánea de Carpyen o Marset.

Imagen Salón. Estado ac

Antes

Imagen Salón. Estado ref

Después

Papeles decorativos vinílicos para las paredes aportan calidez y elegancia al mismo tiempo, con terminaciones y texturas tipo bambú o vegetales.  El hierro barnizado y las piezas de anticuario forman parte de los pequeños detalles decorativos.

Imagen Salón. Estado ref

La cocina se amplió sacando de ella la lavadora y los calentadores antiguos a un pequeño cuarto despensa junto al aseo, consiguiendo de este modo más espacio para las zonas de almacenamiento en la cocina. Se conservó también la fontanería, aunque se sustituyó el alicatadazo, la iluminación y la ventana, sustituyendo la de madera, por una de aluminio, pensando en la funcionalidad y en el mantenimiento.

Imagen Cocina. Estado ac

Antes

Imagen Cocina. Estado ref

Después

En el baño, de igual forma que en la cocina, se sustituyeron  los sanitarios, la ventana y los alicatados, optando por un porcelánico de colores neutros y claros para dar luminosidad y amplitud.

Imagen Baño. Estado ac

Antes

Imagen Baño. Estado ref

Después

El dormitorio de invitados se decoró con un estilo clásico, con muebles de estilo francés, con pátinas grises e iluminación ligera con apliques envejecidos y tulipas de algodón.

Imagen Dormitorio de invit

Imagen Dormitorio de invit

En el dormitorio principal se conservó unicamente el armario empotrado, y en la decoración de esta estancia se utilizaron papeles vinílicos nacarados para revestir las puertas y el cabecero de la cama.

Imagen Dormitorio princ

Imagen Dormitorio princ

 

La decoración se completó con pomos envejecidos a modo de tiradores, mezcla de estilos en el mobiliario que van desde los oriental a lo contemporáneo, más iluminación cálida con apliques de acero-algodón…

Imagen Tirad

El toque creativo ha llegado a la vivienda con la composición de las puertas, diseñadas y pintadas en el estudio,  que también quiso poner su toque personal con algunos cuadros y fotografías.

Imagen Pue

www.crucesestudio.com  

Más artículos de: Interiorismo

Publicado el: 13-05-2011

Publicidad

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

COMENTARIOS

comments powered by Disqus