Decoración con corazón verde

El vidrio, como la energía, no se destruye. Se transforma. Las empresas pioneras en el campo del mosaico vítreo, en su afán por crear productos innovadores, no lo han perdido de vista. Hasta tal punto que han hecho suyo el viejo principio del químico francés Lavoisier.

Imagen mosaico de vi

Las teselas con las que componen los mosaicos que luego decorarán los hogares con más estilo están fabricadas a partir de vidrio reciclado, en una muestra de su convencido compromiso con el medio ambiente. Ecología y diseño encajan con la misma precisión con la que las pequeñas piezas se agrupan y combinan para confeccionar las bellas colecciones de empresas como Bisazza, Onix o Sicis.

De la ardiente fusión de arena, sosa y caliza nace el vidrio, un material inmortal, con vidas infinitas. La arena vitrifica, la sosa funde y la caliza estabiliza. La justa porción de cada uno de estos elementos da cuerpo al cristal, pero el soplo de alma se lo insufla un cuarto y pequeño componente que le dota de su aspecto final. En definitiva, de la identidad propia que le hará especial entre el resto.

Imagen mosaico de vi

Sólo los que conocen los secretos de este último elemento tienen acceso al universo de posibilidades combinatorias que ofrece el vidrio, el material más respetuoso con su entorno.

Imagen mosaico de vi

Su maleabilidad le permite tomar mil formas distintas, que van desde una botella de cerveza hasta un cable de fibra, incluso su color varía según el capricho de su creador. Sin embargo, su espíritu es verde, ya que el 100% del vidrio es reciclable.

Imagen mosaico de vi

Nace, pero no se degrada ni muere nunca. Es infinito, como la imaginación de los diseñadores y arquitectos que transgreden los límites del espacio a través del camino de la innovación, de aquellos que no esperan al futuro, sino que lo crean.

Imagen mosaico de vi

SECTOR SOCIALMENTE RESPONSABLE

Una tonelada de vidrio reciclado ahorra 1.200 kilos de materias primas necesarias para su fabricación, reduciendo la erosión producida al extraerlas. Disminuye en 1.000 kilos el número de residuos urbanos destinados a vertederos y, por tanto, también sus costes de tratamiento.

Imagen mosaico de vi

Además, evita la combustión de 130 kilos de fuel y la emisión de 92 kilos de gases de efecto invernadero, el causante del cambio climático, que remueve conciencias y despierta responsabilidades.

Las firmas punteras en el campo del mosaico vítreo no viven ajenas a la coyuntura de su tiempo. Sensibilizadas ante las amenazas que padece el entorno natural, decidieron apostar por el uso de material reciclado. Esto les ha llevado en algunos casos a ganarse el reconocimiento de las entidades internacionales encargadas del control y protección medioambiental.

Imagen mosaico de vi

EL CORAZÓN VERDE DEL GLAMOUR

La vida de un trozo de vidrio es azarosa. Puede nacer para ser botella de un refresco o, por ejemplo, transformarse en Glasphalt, un asfalto con un porcentaje de vidrio triturado que se utiliza en las carreteras. Puede pasar a ser pintura reflectante para señales de tráfico, que se elabora con pequeñas esferas de vidrio. O descansar en una playa con un mensaje dentro esperando ser descubierta o, simplemente, convertido en un puñado de arena artificial para la restauración de playas.

Imagen mosaico de vi

Pero el vidrio también puede renacer para decorar el glamour. Lo consiguen las empresas de mosaico vítreo que ofrecen a la imaginación de decoradores, interioristas y arquitectos de todo el mundo productos con una versatilidad estética mayúscula.

DISEÑO INMORTAL

Desde los tiempos antiguos, el mosaico de vidrio ha sido un signo de alto status al adornar los más lujosos palacios y villas de nuestros antepasados. Hoy en día, la vieja tradición se mantiene mejorada por la aplicación de las nuevas tecnologías, que la convierten en la solución ideal en la composición de espacios y decoración de ambientes distinguidos. Su uso actual sigue siendo uno de los más ventajosos recursos arquitectónicos que diferencia al diseñador vanguardista y atrevido del común. En definitiva, el mosaico es un elemento de distinción.

Imagen mosaico de vi

A sus magníficas cualidades estéticas, cabe sumar sus calidades prácticas: es impermeable, resistente a los cambios de temperatura, la luz del sol, acciones de agentes químicos y microorganismos. Se puede decir con toda la seguridad que no existe otro material tan firme y duradero como el mosaico. Las creaciones que recurren al mosaico quedan como huellas indelebles que perduran pese al paso del tiempo. Ni envejece ni pasa de moda. En la actualidad, aún seguimos admirando los mosaicos de los clásicos, cuya belleza es perenne por la vida infinita de sus vidrios coloreados. Las creaciones presentes y futuras se sumarán a las antiguas. La construcción de nuevos edificios particulares y públicos abre múltiples posibilidades a diseñadores y arquitectos para expresar sus fantasías.

Imagen mosaico de vi

El mosaico siempre está dispuesto a cumplir con cualquier capricho de su creador: desde la atmósfera renacentista hasta el estilo futurista, todo está en su poder. Además, el mosaico de vidrio es ideal para revestir los objetos de alta tecnología: piscinas, fuentes, baños, chimeneas, fachadas… La riqueza de colores da posibilidad de idear desde composiciones sencillas con cenefas hasta retratos fotográficos plasmados al detalle.

Artículo publicado en: DecoEstilo Magazine Mayo 2009

Fotografías: Bisazza, Onix, Sicis

Más artículos de: Ideas y tendencias

Publicado el: 09-07-2009

Publicidad

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

COMENTARIOS

comments powered by Disqus