El tapizado capitoné

Es increíble comprobar cómo el simbolismo y el significado de las cosas cambia con el paso del tiempo. Hace muchos, muchos años, la decoración marcaba en muchos casos  la diferencia de nivel o de clase social entre unas personas u otras.

Imagen Tapizado Capi

La anchura de la moldura de escayola, la dosis de color dorado, el número de cojines sobre la cama… sin embargo, si hoy en día juntamos todos esos elementos nos encontraremos ante una vivienda joven, urbana, de clase media y muy habitual.

Una de las cosas que marcaban la distinción era el tapizado capitoné. Llegó a nuestras casas de la mano del archiconocido sofá “Chester”, y juntos se pasearon por los ambientes de decoración más exclusivos. Incluso llegaron a formar parte de la escenografía de un disco de los Rolling Stones.

Imagen tapizado capi

Hoy en día el capitoné es considerado una técnica de tapicería tan común como otra cualquiera, y la única razón por la que pudiéramos no encontrar quien nos tapice una pieza con esta técnica, es la dificultad de encontrar al tapicero artesano que lo sepa elaborar, ya que al tratarse de una técnica recuperada, los tapiceros más jóvenes no se habían encontrado con ella hasta hace apenas unos años.

Imagen tapizado capi

Resulta una técnica de gran belleza estética ya que puede transformar en especial un elemento que de otra manera hubiera pasado inadvertido. El mercado está lleno de muebles  decorados con este tapizado. Cabeceros, sillones, sofás, divanes, pouffs… pero también la decoración menor, cojines, mantas, plaids, o cortinas en las que una versión más ligera del capitoné las viste de actualidad.

Imagen tapizado capi

Y llevado a otros terrenos, el capitoné está tan a la orden del día que su presencia ya no solo se limita a la decoración. Reconocidos diseñadores de moda incluyen entre sus creaciones botas, bolsos y cinturones decorados de ésta manera.

Imagen tapizado capi

La laboriosa elaboración de un mueble tapizado con capitoné, hace que quizá el precio se dispare, pero como para casi todas las cosas, también existen otras versiones que lo hacen más asequible.

La técnica clásica del capitoné se compone de un único trozo de tela, lo que hace que el cálculo de la cantidad necesaria sea dificultoso. Las estéticas arrugas que se generan entre unos botones y otros hacen que la cantidad necesaria sea mayor, como consecuencia, mayor desembolso.

Imagen tapizado capi

Pero el capitoné también puede llevarse a cabo de una manera menos compleja. Uniendo diferentes trozos de tela cuadrados, en cuyos vértices, se colocan los botones. De esta manera, las arrugas que antes se generaban entre unos botones y otros, son sustituidas  ahora por costuras. Si bien esta es una técnica de falso capitoné, el resultado es parecido, y podríamos considerarlo una variante del  original.

Imagen tapizado capi

Inicialmente reservado para ambientes de decoración clásica, la técnica del capitoné es capaz a día de hoy de colarse en todos los hogares, sea cual sea su estilo. Como muestra el  sofá “Chester”, una pieza de decoración clásica, que cualquier fanático de la decoración actual se moriría por colocar en su salón.

Imagen tapizado capi

Fotografías: Abdon & Lucas

Por Olaia Pellón

Más artículos de: Ideas y tendencias

Publicado el: 27-02-2009 | Autor: Olaia Pellón

Publicidad

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

COMENTARIOS

comments powered by Disqus