Elegir una sombrilla para la casa o el patio

Si el sol aprieta, la sombrilla se convierte en una gran aliada en terrazas, patios y jardines. Pero si estás harto de comprar sombrillas que no duran, echa un vistazo a las características que debe tener tu próxima compra…

Imagen Elegir una sombrilla para la casa o el p

El tamaño de la sombrilla

Las sombrilla son cada vez más grande y permiten dar sombra en espacios cada vez más amplios. Fíjate, si no, en las enormes sombrillas que disponen en las terrazas de muchos bares y cafeterías.  Lo ideal es que, en la medida de lo posible, cubran la mesa y además  sobren 60 cm por cada lado. O lo que es lo mismo, si la mesa tiene 1,2 metros, entonces la sombrilla más adecuada ha de tener 2,4 metros de diámetro (o la medida estándar más próxima a esta magnitud). El diámetro de mástil también puede dar una idea de su resistencia: son recomendables los modelos con un mástil en torno a  los 38-48 mm de diámetro, aunque los hay también de 18 mm y hasta de 60 mm.

Imagen Elegir una sombrilla para la casa o el p

La altura de la sombrilla

Las sombrilla de playa suelen ser regulables en altura, pero no así las que están pensadas para patio y jardín. La mayoría tiene 2,5 metros de altura, pero también pueden considerarse adecuadas las de 2,1 metros. La idea es comprar una sombrilla que se pueda inclinar hacia un lado para ponernos a salvo del sol durante su recorrido diario. 

Sombrillas de mesa y sombrillas excéntricas

Las sombrillas de mesa son aquellas que se introducen por un agujero practicado en la superficie, de forma que la propia mesa las sujeta en su posición. Son el modelo más económico, por lo que cuando hay que cambiarlas no “duele” tanto el bolsillo… También se pueden sacar de esta ubicación, y situarse sobre un pie de forma independiente para darles otros usos aparte de sombrear la mesa del jardín. Pero tienen algunos inconvenientes: siempre están ahí en medio y no hay posibilidad de inclinarlas.

Las sombrillas excéntricas, sin embargo, son ideales para sombrear sin interrumpir una conversación en la mesa ni molestar para pasar los platos, etc. Para ello, el mástil, que se sitúa en un lateral, sustenta otra barra que toma el parasol desde arriba. Estás sombrillas sí vienen con un pie incorporado que las mantiene fijas en el suelo e impide que se caigan de lado o salgan volando si hace viento. Si la sombrilla tiene 3 metros o más de diámetro, entonces es importante  elegir una con un pie bastante grande y con suficiente peso.

Imagen Elegir una sombrilla para la casa o el p

El material de la sombrilla

Hay que estar atentos al material con que está hecha la estructura de la sombrilla, pero también al tipo de tela. Las sombrillas pueden estar hechas de madera, aluminio, acero o fibra de vidrio. Este último material es muy interesante si vives en zonas de mucho viento, ya que es flexible y no se rompe con la fuerza del viento. En cuanto al aluminio, es muy apreciado como material de sombrilla por su ligereza y porque no se oxida.

La tela debe ser resistente tanto al viento como al agua, y brindar una buena protección solar. También es importante que sea lo más resistente posible a la intemperie, y sobre todo a la decoloración que producen los rayos del sol. Pero hay que tener en cuenta que en los modelos más básicos es prácticamente imposible elegir el tipo de tejido. Las mejores telas para sombrilla son las fibras acrílicas teñidas en masa. Es importante también que los tejidos estén tratados con algún tratamiento antimanchas y repelente al agua (como las tiendas de campaña). Las sombrillas de calidad pueden tener una garantía de 5 años. 

Sombrillas especiales

Hace unos años se puso de moda utilizar las antiguas sombrillas de los carritos de los niños para crear un miniparasol en las sillas de playa. La idea era estupenda, porque los parasoles de los carritos de bebé tienen una estructura flexible… Pues bien, existen sombrillas que disponen de ese mismo mecanismo de muelle justo en la parte más alta del mástil, y que son ideales para utilizar en zonas de mucho viento.

Imagen Elegir una sombrilla para la casa o el p

Pies de parasol

Los pies son una parte tan importante de la sombrilla como la que más, aunque a menudo se venden aparte. Hay que tener en cuenta tres criterios a la hora de elegir el más adecuado para nuestra sombrilla: la estética, el diámetro de mástil que es capaz de alojar y el peso del propio pie. Los hay desde 16 kg hasta 55 kg, siendo los más pesados los que más resistencia ofrecen al viento. En cuanto a los materiales, hay, por ejemplo, pies de hierro, de cemento recubiertos de resina para una apariencia de forja, homigón aligerado, hormigón cubierto de resina, cemento… Y también pies básicos, hechos de plástico para llenar de agua o arena. El mercado ofrece mucha variedad de colores y formes para que cada uno pueda elegir el más adecuado a sus gustos.

Mantenimiento de la sombrilla

Cuando no se usa, lo ideal es cubrir la sombrilla con una funda, especialmente en las largas temporadas en que está en desuso. Para limpiar la tela, se puede retirar la suciedad que no esté adherida con un cepillo y luego lavar con una solución de 4 litros de agua templada con 0 ml de jabón suave. Se va aplicando la disolución con un cepillo suave, y finalmente se aclara, dejando secar el tejido al aire libre.

Imagen Elegir una sombrilla para la casa o el p

Precios

Sombrillas básicas. Se pueden encontrar sombrillas básicas de 2,70 cm de diámetro y estructura de aluminio a partir de 32 euros. En medidas de 3 x 2 metros de diámetro y estructura de acero, 40 €. En ambos casos el pie va aparte.

Sombrillas excéntricas. De 3 metros de diámetro y estructura de acero, en torno a los 60 euros.

Pies de parasol. Los pies de sombrilla o parasol parte de unos precios de 9 €. Un pie de parasol de hormigón recubierto de resina de 16 kg cuesta unos 14 euros, mientras que uno e cemento de 55 kg cuesta unos 50 €.

Fotografías: Caravita, Flexumbrellas

Más artículos de: Informes

Categorías: Exteriores

Publicado el: 04-06-2014 | Autor: María Tebar

Publicidad

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

COMENTARIOS

comments powered by Disqus