Pistolas de aire caliente

Las pistolas de  aire caliente son una ayuda indispensable para muchos trabajos de bricolaje. Pero a menudo se nos olvida incluirla en nuestro pequeño taller o maletín de herramientas.  Sirven para moldear plásticos, retractilar cables, decapar pinturas de muebles, retirar adhesivos, descongelar tuberías al aire libre e incluso encender el carbón de la barbacoa ,dar de sí el calzado plásico o desinfectar jaulas de mascotas… En cuanto conoces  las múltiples aplicaciones que tienen te preguntarás cómo puedes haber pasado tanto tiempo sin una de ellas.

Las pistolas térmicas suelen venir acompañadas de una serie de accesorios para cada función: reflectores para soldar, piezas reductoras para focalizar el calor, rodillos presionadores para fundir piezas planas, toberas de dispersión, etc. Una vez que comienzas a usar la herramienta con cada accesorio te será fácil decidir cuál de ellos necesitas en cada momento.

Imagen Pistolas de aire cali

Decapar pinturas

¿Quieres eliminar la pintura de una puerta o de una  vieja mesa? Aplicando aire caliente a 500-650 ºC, la pintura se reblandece y se retira fácilmente con una espátula. Si la pintura está sobre un cristal, hay que tener la precaución de usar una tobera especial que desvía el calor protegiendo la superficie del sobrecalentamiento.

Levantar suelos vinílicos

Con una temperatura baja de unos 200ºC es posible retirar losetas vinílicas o suelos tipo Sintasol de los que se ponían antes en las cocinas antiguas. Más de uno ha encontrado bajo uno de estos materiales un maravilloso y valorado suelo hidráulico.

“Coser” telas plastificadas

Si alguna vez se te ha roto un impermeable, un mantel de plástico o cualquier otro tejido plástico sabrás que es imposible unirlo de nuevo. Imposible… salvo con una pistola térmica, que es capaz de coser estas telas plásticas por el simple método de superponerlas y aplicar calor (300-400ºC) al tiempo que pasas el rodillo para presionar. Si al terminar, estiras la tela  y se blanquea, la unión está bien hecha. Si no, se puede repetir.

Descongelar tuberías, escaleras, cerraduras de coche

Si vives en un sitio muy frío sabrás que las heladas del invierno pueden congelar tuberías de exterior, escaleras de jardín y cerraduras de coche. En cuestión de minutos, es posible terminar con el problema utilizando aire caliente.

Imagen Pistolas de aire cali

Reparar materiales asfálticos

Una aplicación interesante de la pistola de calor es reparar placas asfálticas, por ejemplo, tejados de tegola americana, tela asfáltica de la que se utiliza para impermeabilizar terrazas o jardineras adosadas a la fachada de las casas… Un buen producto reparador y la aplicación de aire caliente sirven para llevar a cabo esta reparación.

Eliminar adhesivos

Despegar adhesivos de los coches, de los espejos… Parece tarea imposible, pero es sencillo con esta herramienta. Además, no dejan huella.

Soldar metales

La pistola  de aire caliente permite sustituir al soplete en trabajos de soldadura. Sólo hay que conectar la pistola a toda  potencia (unos 650 ºC) y aplicar pasta decapante sobre el punto a soldar, que debe estar limpio y sin grasa. En uno o dos minutos habrá alcanzado el calor suficiente (300ºC). Llegado ese momento, aplica metal de aporte. Luego retira los restos de pasta con un trapo y agua caliente. Por supuesto, la herramienta también sirve para realizar la tarea contraria: retirar soldaduras.

Dar forma al plástico

El plástico se puede moldear muy bien con calor: se pueden unir tubos idénticos, dejando la pistola térmica sobre una superficie hacia arriba sobre su base presionando las piezas al centro. También se pueden doblar tubos plásticos o barras manteniendo la forma hasta que se enfríen.

Imagen Pistolas de aire cali

Retractilar cables

Con la electricidad pocos bricolajeros se atreven, pero es posible realizar fácilmente el retractilado de cables. Sólo hay que comprar fundas termoretráctiles y emplear la pistola a 250-300 ºC. También se pueden forrar de plástico otros objetos de la misma manera.

Dar de sí el calzado plástico

Patines, botas de fútbol… A veces hacen daño y no es fácil encontrar sus homólogos en piel. Pues bien, la pistola de aire permite darle forma y eliminar los puntos donde aprieta.

Y además… se puede encender la barbacoa, higienizar jaulas y viviendas de animales para acabar con los gérmenes, retractilas cualquier paquete o maleta con film plástico de cocina y calor para hacer un envío o viajar en avión… En fin, que si incluyen una de estas pistolas de calor en el maletín de herramienta no te sentirás defraudado.

Fotografías: Steinel y Skill

Más artículos de: Bricolaje

Categorías: Arreglos en el hogar

Publicado el: 11-08-2011 | Autor: María Tebar

Publicidad

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

COMENTARIOS

comments powered by Disqus